EL GUIA

EL GUIA
dirección: HORACIO ACOSTA, producción: CARLA PETERSON reestreno mes de MAYO

jueves, 19 de mayo de 2011

Montaje Decadente

Un texto que presenta, en un tono ligado al absurdo, una serie de situaciones que brotan del fondo del inconsciente de estos personajes desequilibrados, una impronta lúdica y su carácter rupturista.
EL GUÍA conforma un espectáculo interesante y atrevido no sólo por el mundo que presenta, sino también por los interrogantes que despliega en relación al uso de poder.
Lucas Lagré para Montaje Decadente

jueves, 5 de mayo de 2011

Palabras del Director

La obra “El Guía” surgió de un encuentro fabulador, irreverente, entre actores y director sobre una terapia de grupo. La improvisación fue el mecanismo de búsqueda y de apertura del tema.
Jugamos al mas perverso, al mas reprimido y estúpido, a la mas fóbica y depresiva, al mas mitómano, a la mas abnegada y se armo la historia, breve, tan fugaz como reconocible, tan intensa como improbable.
El montaje es como un calidoscopio que al girar descompone y compone figuras, imágenes de una realidad a otra realidad. Las historias suceden, raudas como el pensamiento, dejando la estela de lo que fueron, en las que nos podríamos proyectar, reconocer. El espacio esta acotado por una cinta blanca que solo puede atravesar el guía.
Ellos, los pacientes, están limitados a ese reducto rectangular que los coloca en evidencia, revela sus debilidades y desaciertos. Indefensos ante el poder del guía que manipula a su antojo los deseos, los conflictos, las historias de cada uno de ellos, tal vez con el propósito de apaciguar su propia desesperación.
Y nos reímos, posiblemente por que no encontramos otra manera de tratar lo que nos propusimos. Pero nos reímos mucho, el humor patético y a veces desopilante, nos encuentra escarbando donde duele, pero como se dice: sarna con gusto no pica.  
El Guia Puede verse los viernes a las 21 hrs en El Portón de Sánchez

domingo, 1 de mayo de 2011

Escenario "La Capital" Carla Peterson

Qué lugar ocupa el teatro en tu carrera?El teatro ocupa bastante espacio sobre todo este año y además es como un lugar privado, íntimo como algo más cómplice. En el caso de EL GUÍA, al no poder participar como actriz les propuse ser la productora y estar presente de alguna manera porque me gusta esa forma de trabajar. Yo trabajé muchos años con Miguel Guerberof y los actores y el director Horacio Acosta eran actores qeu trabajaban también con él y yo entrenaba con ellos.








Horacio Acosta para La Ventana

1.- Cómo surgió la idea de la obra, el tema del psicoanálisis?
Una improvisación que hicieron los propios actores de la obra, sobre cuatro pacientes que esperaban al terapeuta, fue lo que motivó la idea de la obra. Esto ocurrió en el taller que yo dirijo y luego le incorpore al terapeuta, o Guía en este caso. Tuvimos un largo periodo de investigación, siempre con la técnica de la improvisación profundizamos en el tema, y grabamos cada día de trabajo.

2.- Cómo fue la dramaturgia de la obra ?
Con todo el material grabado arme la estructura básica de la obra, que después fui modificando el los ensayos posteriores hasta concluir con la dramaturgia final, aunque siempre esté mutando.

3.- Cómo fue la elección de los actores para cada uno de los roles?
Los actores no fueron elegidos, ellos mismos fueron lo que improvisaron las ideas desde el comienzo y así encontraron las características de los personajes y los roles que ocupan en la obra.

3.- Hizo alguna vez terapia? Si concurrió a terapia, le sirvió esa experiencia para escribir y dirigir la obra?

Si hice terapia y seguramente me aportó en este proyecto, pero nunca pretendí hacer esta obra desde la ciencia que es el psicoanálisis, si no desde la experiencia, la vivencia que puede ser irresponsable y fabuladora.

4.-Cuales son sus próximos proyectos ??}
Estoy trabajando con otra obra, que todavía no tiene título y como actor en dos obras.

lunes, 28 de marzo de 2011

Cuatro locos y un chiflado

 Cuatro pacientes impacientes esperan la llegada del coordinador de un grupo de terapia de acción y relaciones interpersonales.
Horacio Acosta hace girar una y otra vez la ronda y EL GUÍA cae en el propio torbellino de pasiones desatadas rebelándose un mórbido, arbitrario manipulador.
Buen ritmo y oportunos flashes de humor al borde del absurdo cotidiano ponen en duda la ortodoxia terapeútica.

domingo, 27 de marzo de 2011

Crítica diario Perfil


EL GUÍA  es una propuesta quer refleja una extraña sesión de terapia grupal, que sirve como excusa disparadora para que cada uno de sus integrantes demuestre sus miedos y sus obsesiones. Con esta idea centra Horacio Acosta armó un mural de personalidades, donde ni la edad ni el sexo fueron casilleros rígidos para que estos actores que hasta son capaces de un delirio animal.
Desde el interesante contrapunto interpretativo entre el guía (Mario Mahler) y su asistente (Constanza Nacarato) hasta las posibles víctimas encarnadas por (Jazmín Rodríguez, Agustín Rodríguez y Adrián Fiora), hay una notable igualdad interpretativa, es evidente que hay permiso para volar.
Criaturas "Carne de diván"

Amigos que vinieron a ver EL GUÍA